Nuestra visión

DENIOS en una empresa líder mundial en la fabricación y distribución de productos y servicios para la protección ambiental en las organizaciones y la seguridad en entornos laborales. Suministramos productos, soluciones y servicios individuales compatibles con la legislación para manipulación de sustancias peligrosas a clientes corporativos pertenecientes a la industria, la artesanía y el comercio, los servicios y la administración pública. Nuestra capacidad de innovación en el desarrollo, la fabricación y la comercialización de productos nos ha permitido consolidar nuestra posición de líder internacional a lo largo de los años.

Nuestra misión

Clientes de todo el mundo nos valoran como socio de confianza en la resolución de problemas gracias a nuestras amplias competencias, adquiridas durante décadas en el marco del desarrollo continuo en todo el proceso de generación de valor añadido. Garantizamos la máxima calidad a largo plazo en todas las categorías de producto, asegurando un asesoramiento adaptado a cada solución y una entrega rápida. Nuestra pasión por la preservación de los recursos naturales y el trato respetuoso con las personas y el medio ambiente constituyen el fundamento de nuestra actividad cotidiana.

Nuestros valores

Nuestros valores nos sirven de guía en nuestra actitud y comportamiento. Cada día tomamos numerosas decisiones en un entorno en constante cambio. Somos polifacéticos: procedemos de culturas diversas y contamos con experiencia práctica en ámbitos muy distintos. La conducta ética compartida es garantía de nuestro éxito.

La Naturaleza y el Hombre

Innovación

Sostenibilidad

Comercio Global

Empresa Familiar

¿Por qué la Naturaleza confía en nosotros?

DENIOS es el apoyo y la referencia para los profesionales en contacto con productos químicos y sustancias peligrosas.

El origen

En noviembre de 1986, ocurrió una tremenda catástrofe medioambiental en Europa. Un accidente químico en una fábrica de Suiza, y la acción de los bomberos tratando de apagar el incendio con sus mangueras, causó un gran derrame de sustancias tóxicas que, mezcladas con el agua de extinción provocó la contaminación del río Rin a lo largo de 500 km. Cinco países afectados, fauna y flora destruida, y una inmensa alarma social. Se convocaron manifestaciones y hubo un importante despliegue de medios a causa de sus efectos como que los peces aparecían varados en las riberas, los pájaros caían de los árboles, las personas acudían al médico por problemas respiratorios…

Un joven ingeniero de Bad Oeynhausen (Alemania) quedó profundamente conmovido ante esta situación y pensó en cómo podía haberse evitado este accidente.

unternehmensgrunder-und-vorstandsvorsitzender-helmut-dennig-bee4